Una más de El País

febrero 23, 2013

Como hace siglos que no escribo en este blog, y pocas veces me vienen a la cabeza temas de los que me interese hablar, recurro de nuevo a un comodín muy socorrido, que es uno de esas muestras de ‘rigor periodístico” a las que nos tiene tan acostumbrados nuestro querido El País.
Cuenta el diario que no depende de la mañana en un titular que

El Papa advierte del “sufrimiento y la corrupción” en la Iglesia

El cuerpo de la noticia en el siguiente enlace: http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/23/actualidad/1361619536_915389.html

Han tenido por supuesto mucho cuidado con el entrecomillado, no incluyendo dentro el complemento circunstancial de lugar “en la Iglesia”, y supongo que ello se deberá a que el Papa no relacionó sufrimiento y corrupción con Iglesia, sino con el mundo en general.

Siendo bienpensantes, tal vez El País quería decir que el Papa habló del sufrimiento y de la corrupción estando él en una Iglesia, pero dado que el cuerpo de la noticia no precisa este punto no puedo verificar esta hipótesis.

Mientras tanto, el que sólo haya leído el titular, no sé si se habrá quedado con una idea muy próxima a la realidad…

 

Esta semana ha sido noticia el generoso donativo de 20 millones de euros que Amancio Ortega ha dado a Cáritas. Este gesto ha originado casi tantas críticas como alabanzas, pudiéndose encontrar entre las primeras argumentos como que el donativo tiene la única finalidad de desgravarse impuestos, o que es un gesto hipócrita en alguien que (supuestamente) se ha hecho rico a base de la explotación de trabajadores en el Tercer Mundo, o cosas por el estilo. También dicen los que critican a los que critican a Amancio Ortega, que lo que les molesta a estos últimos realmente es que haya dado el dinero a una ONG católica en vez de a alguna organización filo-progre.

A mí la verdad es que no me gustan ni esas críticas que entran a juzgar la intencionalidad de Amancio Ortega a la hora de dar el donativo, y que a mi entender están más fundamentadas en la bilis que en el raciocinio, esa bilis que no admite que un rico pueda hacer algo moralmente bueno. Sin embargo, tampoco me veo alineado con los críticos de los críticos (independientemente de que lo del resquemor por el dinero dado a la Iglesia pueda ser verosímil), que a su vez corren el riesgo de convertirse en turiferarios de Amancio Ortega.

Mi posición es intentar juzgar sólo los hechos, no las intenciones. Y el hecho es fundamentalmente bueno, un donativo a una ONG que realiza una labor importantísima entre la gente más necesitada de España, y que por tanto servirá para atender a las necesidades de muchas personas, porque 20 millones de euros dan para mucho, sobre todo si son bien administrados.

Ahora bien, igual que podemos juzgar el hecho como fundamentalmente bueno, también podemos medir de forma objetiva el esfuerzo, en términos relativos, que le ha supuesto a Amancio Ortega el realizar semejante donativo. Según las últimas fuentes que he visto, su fortuna personal (la tercera más grande del mundo en 2012) asciende a casi cuarenta mil millones de euros (38.000 millones para ser más exactos). Por lo tanto un donativo de veinte millones supone poco más del 0,05% de su fortuna personal.

Para hacernos una idea, si una persona tiene un patrimonio de 100.000 €, un donativo equivalente en términos porcentuales al de Amancio Ortega supondría sólo 50 euros. Creo que estas cifras son lo suficientemente reveladoras como para cuestionarse el volverse en fan del señor Ortega sólo por este hecho. Está claro que no estamos hablando ni mucho menos del óbolo de la viuda pobre, sino de las monedas sobrantes de los ricos. Esperemos no obstante que éste sea el primero de muchos gestos de solidaridad de Amancio Ortega con los más necesitados, estaría realmente muy bien que siguiera los pasos de Bill Gates, por lo menos en cuanto a lo que se refiere a dedicación porcentual de la riqueza personal a acciones filantrópicas.

Titulares equívocos

abril 24, 2012

Dice El País en un titular de hoy que Le Pen dará libertad de voto a sus seguidores en la segunda vuelta. ¿Es que acaso sus votantes de la primera vuelta están obligados a votar en la segunda a quién Le Pen les diga? Por muy de extrema derecha que sean, lo cual podría implicar una mayor obediencia o acatamiento de lo que diga el líder, entiendo que estos votantes son todavía sujetos libres que eventualmente podrían votar a alguien distinto de quien Le Pen recomiende. ¿No sería más sencillo, y también más exacto, decir simplemente que Le Pen no pedirá el voto para ninguno de los dos candidatos de la segunda vuelta?

Cosas de la radio

enero 19, 2012

Hay días en los que mi jornada se reduce a levantarme temprano, ir al trabajo en coche, trabajar todo el día (es decir, muchas más horas de lo que me correspondería, y sin cobrar horas extra, como le pasa a mucha gente), vuelta del trabajo también en coche (obviamente), cenar, perder un poco el tiempo por estos lares y a la cama. Es un poco triste dicho así, lógicamente también se intenta disfrutar al máximo del trabajo, pero no siempre se consigue, pero al menos siempre hay un entretenimiento seguro en toda esta monotonía: la radio.

Hoy por las tardes iba yo escuchando la radio de vuelta a casa y escuché las siguientes dos perlas:

- Hablaba una señora de aplicaciones para smartphones, concretamente de aplicaciones para retoques fotográficos, y más concretamente de una aplicación que permite “distorsionar la realidad”, el comentario del presentador fue “mira, como la radio”. Más razón que un santo.

- Entrevistaban a la alcaldesa de Pinto, que han puesto un stand en Fitur (no es broma), vendiendo a Pinto como el centro geográfico de España. Ante lo cual le decía el presentador: “¿Y no habrá alguno de Getafe que piense que el centro geográfico es el Cerro de los Ángeles?”. A lo que la alcaldesa, ni corta ni  perezosa, replicó que hay un montón de leyendas (sic)  y referencias históricas a Pinto como centro geográfico de España, que si la etimología de Pinto es “puntum” en latín y no sé cuántas cosas más, vamos, de todo menos hacer referencia a alguna argumentación de que geográficamente Pinto es efectivamente el centro geográfico de la península, pero bueno, si por lo menos eso le sirve a Pinto para atraer a algún turista despistado, bienvenido sea.

jmjfobia

agosto 8, 2011

Creo que casi todo el mundo está al corriente de que en los próximos días se va a celebrar en Madrid la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). También mucha gente está enterada de las críticas a la organización de dicho evento publicadas en varios medios de comunicación, generalmente de la izquierda. La mayoría de estas críticas giran en torno a la posible utilización de fondos públicos para la financiación de un evento religioso.

Esta financiación no es directa, ya que la JMJ se va a sufragar con donativos de los peregrinos y con apoyo de patrocinadores privados, aunque sí hay un apoyo público y unos costes asociados en varios aspectos, tales como la necesaria movilización de las fuerzas de seguridad, la cesión gratuita de espacios públicos para el alojamiento de los peregrinos, o los precios especiales para el abono de transporte durante los días de la jornada.

Salvo el breve apunte anterior, no pretendo tratar sobre el tema complejo de la financiación, sobre la que se puede debatir largo y tendido, sino simplemente llamar la atención sobre el nivel de paroxismo al que están llegando las críticas, llegando muchas veces al insulto y a la burla, incluso en blogs de periodistas de izquierdas supuestamente serios, que aunque uno los pueda considerar sectarios, por lo menos se espera que no caigan en niveles tan bajos como Ignacio Escolar en esta entrada de su blog, donde ya parece que hasta que un ebanista esté feliz por hacer los confesionarios para la JMJ es materia de risión, y de paso ocasión para meterse gratuitamente con Aciprensa, y sacar a colación a los indignados, no se sabe muy bien por qué. Viendo cosas como éstas, da miedo pensar en el futuro del periodismo en España, si va a estar en manos de gente que usa más otras vísceras que el cerebro para escribir artículos.

Erratas

julio 25, 2011

Cuesta encontrar artículos con tantas erratas como éste de El País, será que ahora en verano sólo quedan los redactores menos competentes, o menos cuidadosos:

En ningún momento ha hecho alusión a los nueve cargos de la Xunta imputados y no han sido destituidos. (debería ser: y que no han sido destituidos)

Feijóo se ha referido a Consejo de Política Fiscal y Financiera del próximo miércoles. (debería ser: se ha referido al Consejo)

El dirigente de CiU al final siempre ha estado de parte de Zapatero, pese a decir que es el pero presidente (supongo que quería decir: pese a decir que es el peor presidente)

Feijóo se ha referido a Barreda, aunque sin nombrarlo, cunando ha exigido (obviamente: cuando ha exigido)

False friends

febrero 11, 2011

Esto de los false friends origina a veces situaciones divertidas, incluso en los medios de comunicación, donde el conocimiento del inglés todavía deja mucho que desear, en especial en los periodistas de la vieja escuela. Escuchando hoy La Brújula de Carlos Alsina, pusieron en directo el discurso de Mubarak (al que ya podrían apodar don Erre que erre), retransmitido por la BBC (creo), por lo que lógicamente había un traductor simultáneo del árabe al inglés. Al doblador se le entendía la mar de bien, siempre claro que los contertulios mantuvieran el pico cerrado, lo cual ya se sabe que para un contertulio implica un esfuerzo ímprobo.

El caso es que Mubarak repetía muchas veces su compromiso (commitment) con la juventud del país, con su voluntad de cambio, de reforma, etc., y así todo el rato  reafirmando su commitment, tanto, que al final un contertulio mosqueado (no sé quién era) dijo algo así como: ¿qué dice este de que va a formar un comité? Pues eso, un false friend, como Mubarak con respecto al pueblo egipcio.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.